Los productos lácteos deben indicar el país de origen en la etiqueta desde enero

en El sector/Noticias

La leche y todos los productos lácteos como los yogures, la mantequilla o los quesos deben indicar en su etiqueta el país de origen desde el 22 de enero, fecha en la que entró en vigor el Real Decreto 1181/2018.

El objetivo de esta norma es facilitar la elección de compra de los consumidores, que verán claramente en la etiqueta el país en el que ha sido ordeñada y en el que ha sido transformada la leche de los productos lácteos que se comercialicen en España. La etiqueta debe indicar el origen de la leche utilizada como ingrediente siempre que suponga un porcentaje superior al 50 por ciento del peso de todos los ingredientes utilizados.

Para Inlac, la Organización Interprofesional Láctea, conocer el origen de la leche es una petición de la mayoría de los consumidores en España y se percibe como una cualidad positiva, asociada a la calidad.

Esta normativa, defiende la organización, no solo aporta información relevante a los consumidores, sino que puede ser ventajoso para los productores, ya que indicar la procedencia puede potenciar las ventas. Y es que, recuerda el sector, los consumidores españoles suelen preferir comprar leche de origen nacional. Con esta norma, podrán hacerlo con garantía.

Además, las empresas alimentarias podrán añadir a la etiqueta información más precisa sobre el lugar de procedencia de la leche.