“Las empresas deben saber comunicar lo que son y hacer partícipes a sus empleados”

en Eventos

Además de la Industria 4.0, la importancia de la comunicación en las empresas fue otro de los asuntos que se trataron en el XX Congeso de ANFEC, celebrado del 10 al 13 de mayo en Oporto.

La encargada de hablar sobre este tema fue Ana Margarida Ximenes, Presidenta de Atrevia Portugal, que destacó la importancia de la comunicación en cualquier empresa, tenga el tamaño que tenga. “La comunicación es un factor clave en las empresas y una de las competencias que solicitan a sus empleados”.

Vivimos un momento en el que las nuevas tecnologías ofrecen herramientas para facilitar la comunicación entre las empresas y su entorno. Pero tal y como destacó Ana Margarida, para que una estrategia de comunicación tenga éxito es fundamental empezar por la comunicación interna, informando e implicando a los empleados en la cultura de la empresa. “Las empresas deben saber comunicar lo que son, hacer partícipes a sus empleados y hacerlos vivir la marca. Ellos son nuestros primeros embajadores”. Y añadió: “Todo lo que se cuenta externamente debe ser divulgado internamente primero; pero no todo lo que se comunica internamente ha de comunicarse al exterior”.

Llevar a cabo una política de comunicación abierta y transparente ayuda a las empresas a crecer y a superar los retos del día a día. “Hace años estábamos muy preocupados por la crisis, ahora las empresas se están transformando y se enfrentan a la gestión de la incertidumbre, con cambios constantes”. Entre esos cambios, Ximenes mencionó la globalización, la revolución digital, la gran cantidad de información disponible, o el final de los modelos de gestión solitaria en las empresas.

En estos procesos de cambio, explicó, es fundamental estar muy atentos a la reputación de la empresa. “La reputación puede verse afectada por cualquier problema de la empresa. Se tarda 20 años en construir una reputación y solo 5 minutos en destruirla”. Para evitar tener problemas de este tipo, Ana Margarida Ximenes ofreció una clave fundamental: la escucha activa. “Solo se puede comunicar bien si se tiene la fuerza de la escucha activa”, aseguró.

Para Ximenes, el secreto del éxito de una organización está en saber tratar a los empleados y conectarlos con la propia empresa a través de lazos comunicativos fuertes. Así, los directivos deben tener energía, dotes de liderazgo, formación, ética, habilidades comunicativas y pasión por el trabajo en equipo. “Deben ser conscientes de sus fortalezas y debilidades y rodearse de un equipo heterogéneo en el que puedan delegar”.

Ximenes cerró su conferencia lanzando un reto a los asistentes que, en su opinión, les ayudará en su labor diaria: deben atreverse a comunicar.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*