“La compra de Gráficas Calipolense hará más competitivo al Grupo Lappí y abrirá oportunidades de negocio”

en Asociados/El sector/Entrevistas/Noticias

El Grupo Lappí ha comprado recientemente la empresa portuguesa Gráficas Calipolense como parte de su estrategia de expansión por medio de adquisiciones. Hablamos con Antonio Lappí, Presidente y CEO de Grupo Lappí Etiquetas, sobre la apertura de oportunidades que supone esta compra y sobre otros procesos de adquisición que tiene en marcha el grupo.

Grupo Lappí acaba de adquirir Gráficas Calipolense, la mayor empresa de fabricación de etiquetas para el sector de la alimentación en Portugal ¿Qué beneficios os aporta esta compra?

Gráficas Calipolense aportará un significativo volumen de capacidad productiva y supone un complemento clave para el resto de las compañías que conforman el Grupo Lappí Etiquetas. Contribuirá a potenciar las economías de escala, haciendo más competitivo al Grupo y abriendo nuevas oportunidades de negocio tanto con los clientes actuales como con futuros clientes, pues ahora disponemos del más amplio abanico de soluciones para el etiquetado. Además, no hay que olvidar la experiencia de los 92 profesionales que trabajan en Gráficas Calipolense, que son también una fuente de conocimiento y talento para el resto de los profesionales que trabajamos en el Grupo.

¿En qué os basasteis para elegir Gráficas Calipolense en esta compra?

Nos basamos en nuestro Plan Estratégico, en el que tenemos muy bien definidos los perfiles de empresas que deseamos adquirir o integrar. El interés que despertó en nosotros Gráficas Calipolense fue la tecnología avanzada de su parque de maquinaria, sus resultados económicos de los últimos años, su cultura y hábito de limpieza y orden, el talento de sus profesionales y, sobre todo, el tener en su ADN hacer bien las cosas y con calidad ante los nuevos desafíos. Una compañía tiene garantizado el futuro por el compromiso de sus trabajadores. Todo esto nunca es por casualidad.

Esta compra se enmarca en un proceso estratégico de expansión por medio de las adquisiciones ¿Os planteáis alguna compra más en el corto o medio plazo?

Sí. Actualmente tenemos varios procesos en marcha, algunos fuera de nuestras fronteras. Pero a la vez seguimos buscando compañías en la Península Ibérica que tengan algo diferente a las empresas del resto del sector. Buscamos compañías que nos puedan aportar más talento. Queremos seguir creciendo por adquisiciones, pero sin olvidar el crecimiento orgánico, ya que nos permite optimizar nuestra capacidad productiva, por lo que intentamos superar el crecimiento medio del sector. Debemos tener en cuenta que en Estados Unidos el tamaño medio del sector se sitúa en $30MM, frente a la media europea que es algo menos de $10MM.

¿Cuáles son los principales sectores para los que trabaja Gráficas Calipolense y en qué países trabaja principalmente?

Principalmente en alimentación, cervezas y bebidas, vinos, aceites, licores, etc. Sus etiquetas llegan, en su mayoría, a países de habla portuguesa, como Angola, Mozambique, Cabo Verde, Benín, etc. Sus exportaciones directas tienen un peso del 18%, por lo que tiene una clara vocación exportadora.

Centro del Grupo Lappí en Sevilla.

¿Son países en los que ya estaba presente Grupo Lappí o esta adquisición va a suponer vuestra entrada en estos mercados?

Son países en los que no estábamos presentes y eso supone una oportunidad para ofrecer otros productos del Grupo Lappí que Gráficas Calipolense no produce. Es la ventaja de la complementariedad. Podemos fabricar en otras empresas del Grupo y ampliar así nuestra oferta, dado que existen clientes que consumen también otro tipo de decoración para sus envases, como sleeves o IML.

¿Qué marcas confían en Gráficas Calipolense? ¿Y en Grupo Lappí?

Existen muchas marcas que confían en Gráficas Calipolense y en Grupo Lappí, tanto marcas globales como empresas de la Península Ibérica, muchas de ellas con vocación exportadora. Como ejemplo podemos citar a Pernod-Ricard, Coca Cola European Partners, Nestlé, Kraft Heinz, Sumol Compal, Danone, Sagres (Heineken), Mahou San Miguel, Damm, Super Bock, Sovena, Acesur, Borges, Miquel Torres, etc.

¿Y qué tipos de etiquetas produce principalmente?

Actualmente, el mayor volumen de etiquetas fabricado en Gráficas Calipolense son etiquetas WGL (cola húmeda), aunque las etiquetas PSL (adhesivas) están experimentando un fuerte crecimiento.

Esta adquisición os convierte en una referencia como grupo en el sector en Europa del Sur (Italia, Francia y la Península Ibérica) ¿A cuánto va a ascender ahora vuestra facturación y cuántas fábricas y empleados va a tener ya vuestro grupo?

Actualmente, el Grupo Lappí Etiquetas, con la adquisición de Gráficas Calipolense, está en torno a los €30MM con cuatro centros de producción en la Península Ibérica; dos en Vila Viçosa (Evora), uno en Barcelona (Cataluña) y otro en Sevilla (Andalucía), empleando en total a cerca de 250 personas.