El sector de las etiquetas trabaja casi a pleno rendimiento pese a la crisis de la covid-19

en Asociados/El sector/Noticias

Las empresas de fabricación de etiquetas están sorteando mejor que en otros sectores la crisis económica derivada de la situación sanitaria provocada por la covid-19. Las industrias esenciales, como la alimentación, la farmacia, la higiene y la limpieza han permitido mantener la actividad en niveles elevados durante estos últimos meses, alcanzando el 99% de su capacidad en junio.

Así se desprende de la encuesta de situación del sector y perspectivas de recuperación elaborada por AIFEC entre sus asociados durante el mes de junio, de la que se extrae también que el 88% de las empresas de la asociación no se han visto afectadas por la crisis o han tenido menos de un 25% de pérdidas. Únicamente el 12 por ciento restante ha tenido entre un 25 y un 50 por ciento de pérdidas. Las plantillas de las empresas no se han visto muy afectadas: solo una cuarta parte de las empresas del sector han aplicado un ERTE y el 75 por ciento de los encuestados cree que mantendrá a toda la plantilla en el futuro.

Los retos actuales para los empresarios del sector son mantener a sus trabajadores (63%), buscar nuevas líneas de negocio (58%) o mantener abierta la empresa (54%). Para hacer frente a los retos derivados de esta situación, el 67% de las empresas ha utilizado una o varias de las medidas de apoyo del gobierno: de hecho, el 42% ha pedido un préstamo garantizado; el 25% se ha acogido a un ERTE y el 13% ha reducido la jornada de algunos trabajadores.

De cara al futuro, la principal preocupación para el 63% de los encuestados es estar preparados por si la crisis se alarga. En cuanto a las perspectivas de recuperación, el 42% cree que necesitará entre seis meses y un año para volver a los niveles de actividad previos a la crisis. Otro 42% cree que necesitará de uno a dos años, mientras que el 17% no se ha visto afectado. Con estos datos, el 70% de los empresarios del sector se muestra entre muy optimista y neutral en lo que se refiere a la recuperación del sector.

La crisis del coronavirus ha traído cambios en el modelo de trabajo para adaptarnos a las medidas de seguridad y al distanciamiento social. Cambios que se mantendrán en el futuro a ojos de la mayoría de los profesionales del sector. El 83% cree que continuará la tendencia a la reducción de la cantidad de reuniones presenciales. También se mantendrán la flexibilización de horarios de entrada y salida para evitar aglomeraciones y el fomento del teletrabajo en los puestos que lo permitan (42% para cada uno).

Las empresas del sector han sido ágiles y han podido adaptarse rápidamente a la nueva situación que se va a mantener mientras sigamos conviviendo con el virus. Gracias a la capacidad de adaptación de las empresas y al esfuerzo de los trabajadores, no ha habido riesgo de desabastecimiento de productos tan necesarios en la situación actual, como los de alimentación, farmacia, higiene o limpieza.