“El nuevo consumidor es exigente, impaciente y poco leal a las marcas”

en El sector/Eventos

Internet ha revolucionado la forma de comunicarnos, la forma de trabajar, la forma de entretenernos y la forma de consumir en general. Sobre estos cambios y las maneras que tienen las marcas para adaptarse habló Laureano Turienzo, experto en nuevos formatos comerciales y últimas tendencias en retail, en el Congreso de AIFEC celebrado en Oporto.

“Antes vivíamos en un mundo omnicanal, solo se compraba en las tiendas. La llegada de Internet obliga a las tiendas a cambiar su modelo de negocio –afirmó Laureano–. Ahora el mundo es multicanal, lo que significa que podemos llegar al consumidor por muchas vías: tienda física, tienda online, redes sociales, etc. Y todo tiene que ser coherente”.

Como explicó Laureano Turienzo, el comercio online y el comercio en tienda física no son excluyentes ni la llegada de la tienda online significa el final de las tiendas físicas. Y puso como ejemplo Amazon, una plataforma que tiene “488 millones de compradores activos al año”, que ha conseguido aglutinar “el 58 por ciento de las compras online” y que basa su actividad en sus centros logísticos y en referencias físicas para ofrecer a los clientes cualquier producto en el menor tiempo posible. “El éxito de Amazon es que los consumidores vayan directamente a su página cuando quieren comprar algo”.

En un entorno cada vez más digital ¿cómo pueden adaptarse las tiendas físicas? Laureano Turienzo lo tiene claro: han de centrarse en la experiencia de compra. “El día de mañana el cliente será atendido personalmente, gracias al big data los vendedores sabrán su historial de compra y sus preferencias y podrán ofrecerle ofertas personalizadas”.

Y el packaging tiene un papel fundamental en este proceso. “La forma más directa de establecer un diálogo con el consumidor es el packaging”. Y dentro de los envases, continuó Turienzo, las etiquetas tienen la tarea de ofrecer información del producto y facilitar la trazabilidad. “Esto va a seguir existiendo, las etiquetas han de aportar valor a un producto con más y mejor información”. Y concluye: “con el comercio electrónico cada vez va a hacer falta más etiquetado cumpliendo la función principal de información”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*