Coreti, Adhesivos del Segura y Etilisa galardonados en la segunda edición de los premios de etiquetas de AIFEC

en Asociados/El sector/Eventos/Noticias

La segunda edición de los premios de etiquetas de AIFEC ha alzado a la empresa Coreti como ganadora en la categoría de alimentación y bebidas y a Adhesivos del Segura en la de novedades de innovación y desarrollo. Los galardones se entregaron el 19 de noviembre en el encuentro anual de socios de AIFEC, que se celebró en formato virtual.

La etiqueta ganadora de Coreti es una etiqueta de vino creada para Sabaria. Se trata de un vino que representa la joya de esta bodega, por lo que la etiqueta representa esa idea: la frontal está hecha con dos papeles diferentes para darle volumen. La parte superior está impresa en papel de terciopelo con golpe seco y stamping y la inferior en soft touch con stamping en relieve y serigrafía azul. El resultado permite la interacción sensorial entre el cliente y el producto.

La mayor parte de los trabajos que se han presentado este año han sido en la categoría de alimentación y bebidas, por lo que el jurado decidió entregar también un accésit para otra etiqueta que quedó muy cerca en puntuación a la de Coreti: se trata de la etiqueta MUWI de Etilisa, una etiqueta de vino que representa el cartel de la cuarta edición del festival de música en la bodega Music & Wine, realizada en impresión a cuatro colores con tinta rosa flúor. Utiliza la técnica hot stamping y aplica relieve 3D piramidal.

La etiqueta ganadora en la categoría de novedades de innovación y desarrollo es Anti Gotta, una propuesta de Adhesivos del Segura para la bodega Chateau de Mus que incluye un disco antigoteo integrado. La producción de esta etiqueta con el disco tiene tres procesos de troquelado y posibilidad de laminación para dar el aspecto de papel requerido por el cliente.

Esta segunda edición de los premios a las mejores etiquetas de AIFEC se ha celebrado en un contexto peculiar, en medio de una pandemia global, en la que la industria de las etiquetas ha conseguido mantener un ritmo alto de trabajo incluso durante los meses más duros de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. Desde el inicio del estado de alarma en marzo el sector fue considerado esencial por su vinculación con la industria de la alimentación, la farmacia o la limpieza y la higiene, lo que le ha permitido sortear la crisis económica y seguir poniendo en el mercado etiquetas de calidad, que ofrecen información sobre los productos a los consumidores y permiten su trazabilidad.