AIFEC muestra sus líneas estratégicas para los próximos años en el encuentro anual de socios celebrado el 28 de noviembre

en Asociados/El sector/Eventos/Noticias

Las metas y los objetivos que salieron de la actualización del Plan Estratégico de AIFEC para el periodo 2019-2022 se presentaron a los asociados el pasado 28 de noviembre en el encuentro anual de socios de AIFEC que tuvo lugar en la Casa de la Seda, en Barcelona.

Pablo Serrano, director de Kolokio International –la consultora con la que ha trabajado AIFEC para este proyecto– explicó a los asistentes las conclusiones de los análisis externo e interno de la asociación a partir de los que se han determinado las líneas estratégicas a seguir y que son acordes al objetivo que se marcó José Ramón Benito al ser reelegido presidente de AIFEC en mayo: consolidar los avances que se han logrado en los últimos años en la asociación y seguir trabajando en aquellos aspectos que aún no se han podido implementar, especialmente en lo relacionado a la profesionalización de la gestión de la asociación.

Además de la creación de un nuevo modelo de gestión para profesionalizar AIFEC, las líneas estratégicas se centran en aumentar el contacto entre la asociación y los asociados, potenciar la representación y el liderazgo de la asociación, ayudar a los asociados en sus procesos de internacionalización y convertir AIFEC en una marca que diferencie a sus socios del resto de empresas del sector.

Para elaborar esta actualización del Plan Estratégico de AIFEC, los miembros de la Junta Directiva participaron en varias reuniones de trabajo en octubre en la Rioja Alavesa. Los socios fabricantes y también han participado a través de una encuesta online en la que han expresado sus opiniones.

Los asistentes al encuentro anual de socios tuvieron también la oportunidad de hacer una visita guiada por la Casa de la Seda, un edificio del siglo XVII considerado bien de interés cultural desde 1920. Fue construido como sede del gremio de tejedores de velos de seda y a día de hoy es la sede del Colegio del Arte Mayor de la Seda de Barcelona.

Tras la visita hubo también tiempo para el networking entre los asistentes, una gran oportunidad para charlar en un ambiente distendido y alejado del estrés del trabajo diario.