La identidad corporativa de Anfec a un golpe de vista

El nuevo logotipo de la asociación conjuga una tipografía visible, colores cálidos y un diseño limpio para transmitir un mensaje desde su imagen más básica

Elegir bien el logotipo es muy importante para cualquier empresa. Es la carta de presentación de una compañía, el primer elemento que van a conocer los posibles clientes y que les permitirá –o no- recordar e identificar a una marca y un resumen visual de la identidad corporativa.

Esta imagen debe ser acorde a las características de la empresa, a su misión, su visión y sus objetivos, y debe incluir los valores que definen a la marca y que la ayudan a construir su identidad. Por todo esto el diseño del logo ha de ser muy meditado y debe tenerse claro desde el primer momento lo que se quiere transmitir con él.

A la hora de diseñar un logotipo debemos tener en cuenta una serie de aspectos creativos, pero también otros de tipo práctico. Entre los creativos están, por ejemplo, que sea un diseño original, que no nos recuerde a algo que ya esté hecho (y que, por tanto, evocará a otra empresa), que sea sencillo y atemporal, que todos los elementos tengan un porqué o que capte la esencia de nuestra marca. Pero no hay que dejar de lado los aspectos prácticos, como que pueda adaptarse a distintos formatos (ya sea por tamaño o por el lugar en el que se va a colocar) y que se pueda reproducir en cualquier tamaño.

Nueva imagen para una nueva era

Por todo esto, el diseño del nuevo logo de Anfec se adapta a los nuevos tiempos. Es un diseño lleno de luz y de dinamismo que da prioridad a la A de Anfec sobre un fondo de color. Se utiliza como marca la palabra Anfec, dejando en un segundo plano el desarrollo de las siglas “Asociación Nacional de Fabricantes de Etiquetas en Continuo”. Además, la letra A juega con la imagen de una etiqueta, incorporando así al logotipo el elemento que da sentido a la asociación.